All posts by malditotinto

Kultura del vino, detras de las etiquetas estamos todos

kultura-vino

Darse una vuelta por los caminos de España y encontrar imagenes como esta. Son escapularios, novenas al vino y sus faustos empotradas en viejas leyendas, con mas o menos acierto, pero lo que realmente cuenta es la disposición los bodegueros en seguir la cuenta adelante, como Dios manda, sin prejuicios y diablillos que todo lo enturbian.
Y sigues con la ruta ahora marcada por salones y palacetes de mucha profesionalidad, como debe ser, haciendo el trabajo mas complejo y elaborado, creando sensaciones nuevas donde antes solo habia cierta superstición, ignorancia elemental, sin maldad pero para lo que bien servía un vaso de vino, de cristal grueso, y estas nuevas impresiones nos han llevado al vino cortesano, al vino de mercado, al producto como tal, marca tras narca, etiqueta tras etiqueta, y nos hemos quedado con una retaila de nombres y dedicatorias en la linea de los mosqueteros de Dumas, el estilete larguísimo y afilado de la publicidad, del marketing, de frases comprimidas o reprimidas.
Cruel esto del vino, muy cruel.

(4) Enosicóticos

Gravonia en cata mundial de ‪#‎Tenteniguadaclassics‬ (Alternancia del “blanco” en el poder)
Se puede rectificar si me equivoco.
El Gravonia 2005…2001 recien probados estos dias y alguna fecha anterior…No hay mucho de estos vinos. Supervivientes. Estan superando los pedidos y corremos el riesgo de perderlos.
La gente no quiere tinto, tintorro, pesados bloques de húngaros y franceses, yankees y ribereños vendiendo noes y faluas sin medida…
De todo. Desde piel de citricos, encantadores toques de flor de limón, fruta dulce, minerales, añadas que transportan extraordinaria madurez in crescendo, con acentos evolucionados que priman sus aromas
de frutos secos y un flashback de frutas con mucha fuerza… hay notas aceitosas, botritis, pomelo fresco, volumen y hasta diría que un bello recuerdo a petróleo, mágico, para disfrutar largamente. ‪#‎viuramonamour‬ ‪#‎gravonia‬

Malditovino en Twitter: “Beryna 2012 Mardito pelambrera georgiano,tá fundio con el vino! Qué vinazo! Rastros de Ferlinghetti en Paris #newines http://t.co/n3VjP8bJm4”

Para regalar: cerezas y moras, especias y regaliz; amplio en boca con buena tanicidad y deja un rastro fresco, mentolado, con fondo de resinas. Te acompaña. Está como siempre, navideño.

Malditovino en Twitter: “Beryna 2012 Mardito pelambrera georgiano,tá fundio con el vino! Qué vinazo! Rastros de Ferlinghetti en Paris #newines http://t.co/n3VjP8bJm4”.

Para regalar: cerezas y moras, especias y regaliz; amplio en boca con buena tanicidad y deja un rastro fresco, mentolado, con fondo de resinas. Te acompaña. Está como siempre, navideño.

Del duende a la non-fiction, la manzanilla de Barbadillo

barbadillo-bodega-vinos-(14

Del espectáculo que es el Barbadillo en nariz pasaremos a la apoteosis final en boca. Es la trayectoria magnífica que impregna gravedad y proyección.

Olivas majadas, carne de manzana y salitre, toques yodados y menta y la amarga sensación de almendra o semilla de albaricoque, mucho volumen en boca, una estructura ácida y un desarrollo de generosidad casi escalofriante, de mucho detalle y matiz; larga, intensa y expectante, un frescor casi sprite, incontenible voluptuosidad, un poco de mineral, tiza.

primesaca13

Me salgo del papel, ya lo sé, pero una tarde que tienes tiempo de plasmar algo en el bloc la aprovechamos y ponemos los recuerdos y el esfuerzo de los viajes y momentos, con el estilo que nos ocupa que es para el bien de todos y el vino por medio para alagar los sentidos.

La flor coagulada, hecha grasa, manteca, da un tono suave y sosegado al paladar que redondean hongos o castañas entre tierra y hojarasca en un sutilísimo aroma que destaca por instantes y luego hay fragancias que traen flores, piel de limones, badana y caramelo negro.

Pero el estilo de fruta que recuerda es soberbio. Las sacas me han dejado casi perdido en mi evolución, una persistencia, una severidad, un frescor, un recorrido interminable…Maravillosa manzanilla, mon amour.