Tag Archives: #Enosicoticos

Reinhard Löwenstein, el riesling generoso.

Reinhard Löwenstein
Con Reinhard Löwenstein hemos tocado todos los palos. Desde Trier con su retórica de vinos en la muestra de los Grandes Pagos, Großes Gewächs, del dórico al jónico, con las impurezas del romanticismo y las imperfeciones del realismo-terroir, el discurso del ranking y otras mitologias, sus vinos son íntimos.
No voy a descubrir a estas alturas mi devoción por el riesling, que ha quedado patente en mucho de lo que he comentado sobre otros productores y concretamente de Reinhard.
Sus vinos son imborrables.

Beberlos es a veces un ejercicio de influencias, pertenece, y me atrevo a decirlo, a ese grupo de outcast del vino.
Tiene su momento evasivo, es a veces como una danza africana, ritmo incansable, y tiene la finura de todo un estilista, un convencido de la fuerza de la naturaleza,
suma claridad desarrollada progresiva, ordenada y conscientemente en sus vinos.
Uhlen 2015
Selecciona una zona de la realidad. Terroir. Todo su estilo y su técnica estan basados en la cualidad específica…Su personalidad. Intransferible.
Medita sobre el viñedo en unas dimensiones visionarias y transmite la potencia de su entorno, la fruta comprimida en piezas de suelo, restos minerales eternos…

Un vino es una obra que se busca así misma mediante un medio expresivo determinado, las manos, la tierra, la vid, la gente a la que transmitir esos momentos…

Choca todo entre sí…Es explosivo, punzante y embriagador.

En pos del mejor vino blanco, el mejor vino de las islas (III). Reprise.

grupo-mit
La naturaleza es la base esencial del estilo determinante, neoclásico si se quiere, de este nuevo arrebato de carácter único que afronta Victoria Torres Pecis, Matias i Torres.
Convertir las formas naturales en emociones, en un orden nuevo e inmediato, capaz de impulsarse así mismo, en eso que no sabremos lo siguiente si no lo pruebas.

Y no te conformes con lo que sientas, mañana, la próxima añada, esto puede cambiar, volver a empezar. Ese es el espíritu.

Los vinos son cristalinos y contundentes, brillantes y sedosos, intensos y punzantes, pletóricos, con una onda expansiva descomunal, de tierra y mar, mágicos y vulnerables…
Va a tardar un tiempo que algunos vinos y sus bodegueros salgan del letargo de su establishment* para expresar lo que los vinos de Matías i Torres derraman en las copas. Tecnicamente, pureza.
Esquisitez.
Son vinos que plasman forma y color, sin aspirar al relieve (Hokusai, Arte japonés). Todo puede ser.
(*Con PepeJuan, durante la línea continua de impresiones que estos vinos nos producían).

#LosVinosCanarios, #TheCanaryWines, #winelovers, #wine, #winery, #bodegas, #CanarySoils, #Enosicoticos, #listanblanco, #malvasia, #albillocriollo, #albillosfera,
#listanprieto, #negramoll, #diego, #DOLaPalma, #VinosdeLaPalma, #YoBeboMatiasiTorres, #IDrinkMatiasiTorres

En pos del mejor vino blanco, el mejor vino de las islas. (II)

forastera-blanca

Forastera Blanca
.
Pirotecnia aromática, intensidad, cuerpo y equilibrio, cítricos y unos apuntes a corte de aloe…minerales y persistencia. .

 

 

 

bermejo-blanco

Buena impresión. Ligeramente floral,
frutas canarias, acidez, frescura,
brillante, mineralidad.
Lanzarote está produciendo muy buenos
vinos. Los blancos están mas solicitados cada
vez y los dulces serán la siguiente revolución.

 

 

trevejos
Hay vinos que su paisaje es un pattern (hablo en general), es decir, lo que constituye un elemento en la buena elaboración.
A veces es una simple fracción, pero crea una atmósfera que hace florecer los mejores deseos, una realidad de sentidos.
El vino, creemos, debe comenzar con el ritmo sensorial, color, aromas, muchos detalles, involucrarnos en el sentido de la totalidad y darnos la ocasión de regocijarnos con su placer.
Fino y elegante, con peso de fruta canaria, flores y minerales. Es muy contundente en el paladar, con buen equilibrio y frescura. Un buen trabajo se agradece siempre.

quince-mondalon
No hay lugar como Canarias!
Una y otra vez hemos crecido bajo este lema, bocadillo o slogan. Cuando viajábamos a la Península siempre nos trataban como afortunados, los buenas marcas de coches, el carton de tabaco, las minoltas o las yashicas…Ahora nos piden vino.
El vino canario vuelve a viajar.
Paisajes horizontales en posición vertical. Hay en todas las variedades canarias una “fusión bidimensional” (aqui copio a Wright, su lectura de Shunyei y de Shunsho).
Nos estamos adaptando al suelo, al picón, al cascajo pelado, la dura geografia, los vientos mojados, el verano tardio, el almagre que hunde el pie franco, aloes y tabaibas,
los tajinastes, los alisios y la salitre, una espléndida huerta y unas vegas que producen casi todo, todo lo que funde el continente en cachos que son las islas…La escena total.
Quince es relax y muchas líneas a seguir. Quizás haya que perder el miedo al terruño y su poder absorbente y desprenderse del amoscatelado perfume que barniza la suave madera.
Francamente es casi idóneo con toques de acacia, verbena o rosas salvajes; fruta canaria (que apunto ya como fundamental), algo de frutos secos (la madera, el albillo),
anisados, los moscateles, y el mejor momento mineral.